Skip to content

Adiós Orange. Hola Eticom Som connexió.

14 desembre, 2015

Adiós. Hemos compartido mucho tiempo, años, ¿podías imaginártelo cuando nos conocimos? Tu y yo, juntos, ¡ya ves! Quizá no te diste cuenta pero, después de tanto abusar de mi confianza, nuestra relación, forzosamente, tenia que llegar a su fin. Aún recuerdo tus coqueteos, cómo me conquistaste; haciéndome creer que te importaba, que esto era cosa de dos. ¡Pero si últimamente ya ni hablábamos! A cada llamada esperanzada respondía una voz de un país del otro lado del charco tratándome cómo a un total desconocido mientras yo me seguía preguntando dónde estaba esa voz encantadora que tantas cosas me prometió.

Bien, almenos te puedo decir dónde yo estaba. Conocido a otra, sí, una más sincera, una que me tiene en cuenta cuando doy mi opinión, una que no me juzga y para la cual lo nuestro es un proyecto en común; sí, he conocido a ese alguien que será mi compañía a partir de ahora, quizá pronto oigas hablar de ella, su nombre es Eticom Som connexió.

Adiós, Orange.

eticom som connexió telecomunicacions cooperativa

Adiós Orange. Hola Eticom Som connexió.

Así doy fin a una relación masoquista con una compañía para la cual tan sólo fui un engranaje más de una máquina de hacer dinero. Des de hoy paso a participar de un proyecto que me ilusiona, Eticom Som Connexió; una cooperativa de Telecomunicaciones sin ánimo de lucro que revierte sus beneficios en mejorar sus servicios, que basa sus principios en la participación democrática (1 socio = 1 voto) y que tiene cómo objetivo la autogestión de una red de telecomunicaciones, neutral y dirigida al bien común. Un modelo en el que socio y cliente son la misma persona permite que el servicio se enfoque en la satisfacción de las necesidades del cliente y no en alcanzar las metas de rendimiento sobre el capital de un grupo reducido de propietarios que toman ventaja de una situación de oligopolio.

Ser socio de esta cooperativa no es sólo disfrutar de una nueva Tarifa de Datos para el móvil; es la apuesta por un cambio de paradigma que va mucho más allá.

Economía social: David contra Goliath

En los útimos años han surgido varias iniciativas de economía social que buscan crear una alternativa a los oligopolios que gestionan ciertos servicios básicos necesarios para la vida actual cómo la energía o el acceso a Internet (que países cómo Finlandia y reconocen cómo un derecho humano). Si nos remontamos al 2010 encontramos el primero, Somenergia; cooperativa de producción y comercialización de energía verde, cinco años de trayectoria, y 25.000 socios que ya podemos restar de las arcas del oligopolio eléctrico. Unos años más tarde siguiendo los mismos pasos surge Eticom Somconnexió cómo otro David en un sector muy parecido y ya son más de 1.000 personas los que se han unido a construir esta alternativa.

som connexió telecomunicacions

Estos casos de éxito no ponen sólo de manifesto que un modelo cooperativista es posible sino que es necesario para tomar el timón de la situación, cómo consumidores y ciudadanos, cuando des de esferas alejadas de nuestro a día a día se toman decisiones cómo atacar el autoconsumo eléctrico o la neutralidad en Internet.

El camino del cambio no va a ser fácil para Eticom Som Connexió que, por el momento, utiliza la red de Orange y Vodafone para ofrecer sus servicios; pero no hay duda de que va a ser posible gracias a las 1.000 personas que ya han dado los primeros pasos hacía la soberanía en las telecomunicaciones y las futuras sinergías con proyectos cómo Guifi.net y otros tantos que surgen de iniciativa pública y la economía social.